viernes, 25 de junio de 2010

¿Cuánto tiempo lleva recuperarse de la pérdida de un hijo?

Cuando me sucedió, muchas veces escuché a personas que me querían mucho, decir cosas como: "No puedes seguir llorando por lo que pasó", "Ya es tiempo de que voltees la página y sigas adelante" o "Ya debes intentarlo de nuevo", y la verdad es que no sé por qué pensaban que podían saber si era tiempo o no de hacer cualquier cosa.

Creo que el tiempo que toma superar un trauma así es algo que nadie puede saber salvo la persona que pasa por el duelo y que es quien puede sentir si tiene o no las fuerzas para realizar algo. Salvo que se trate de algo extremo (como desarrollar cuadros de histeria o llanto sin consuelo en lugares públicos después de varios meses) que puede requerir una ayuda profesional, las personas reaccionan de diferente modo, no sólo porque cada persona es diferente (cada matrimonio también y eso influye en cada padre/madre, incluso si están separados o se trata de un padre/madre solo) sino también porque cada pérdida es particular. La edad, las circunstancias, todo es diferente en cada caso, y eso configura experiencias muy especiales que nadie puede conocer a fondo salvo quienes lo viven.

La forma de irse adecuando al dolor es diferente para cada persona, y si algo creo que se puede recomendar, en forma general, es que no se obligue a nadie a asumir un camino determinado sino, por el contrario, dejar que elija la forma como quiere sufrir, expresar o superar su pena. Hay quienes necesitan sacarlo todo afuera hasta que no quede nada. Creo que soy de ese grupo, pues lloré tanto por tanto tiempo (lo hacía en privado, en casa cuando me quedaba sola o a veces me iba a caminar para poder desahogar mi furia y dejar que mis lágrimas fueran saliendo bajo los lentes oscuros) hasta que un día sentí que ya estaba mejor y podía caminar sonriendo, mirando el cielo, sin sentirme mal por ello.

Otras personas deciden conservar la compostura y comienzan en poco tiempo a poner su esfuerzo en hacer su vida tan normal como sea posible, evitando el llanto. Conozco a gente así y aunque no es la forma como yo pude superarlo sé que a ellas sí les ha funcionado. En tres meses pareciera que nada sucedió, lo que no significa que no tengan una gran pena por dentro, es sólo que la superan de una forma distinta.

Creo que cada quien tiene su propio tiempo y lo importante no es el número de meses que demoren en volver a reír, disfrutar las pequeñas satisfacciones de la vida o ir a al cine otra vez, sino que cuando eso suceda, se encuentren bien, en paz consigo mismos y con la vida, dispuestos a amar plenamente. De ser así, estarán comenzando de nuevo a vivir.

43 comentarios:

  1. Entiendo sus dolores porque yo aun lo estoy pasando debido al suicidio de mi hijo de 18 años y no pude hacer nada para evitarlo. El dolor siempre queda, nunca se va o termina. No pude hacer nada para evitarlo y ese va a ser mi castigo de porvida. Yo era su padre y no lo protegí. Lo extraño no se imaginan cuanto. Ahora soy un muerto en vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo en el dolor....no puedo imaginar lo que has vivido o lo que pasas ahora... quisiera ayudarte pero no encuentro cómo hacerlo...
      Sólo te pido que no pienses que has sido "castigado", pues aunque no sé lo que pasó, siento que no has podido querer su mal, sé que tú amaste a tu hijo y lo que no pudiste hacer, tal vez fue por desconocimiento o porque él no te ayudó, no hizo su parte...
      Debes reconocer que con 18 ya no era un niño, y tú no eres responsable por lo que decidiera hacer, por más triste que resulte leerlo o escucharlo.
      Espero que con el tiempo dejes de ser un muerto en vida y puedas aprender de tu experiencia y la de tu hijo, creo que hay muchas cosas que podrías aprender y que esa experiencia tal vez te sirva para ayudar a otros y así puedas darle un sentido a su partida...

      Eliminar
    2. Recien leo lo tuyo...no te sientas asi....por tu hijo y por vos...lo sucedido tenia que suceder... Mucha paz...mi hijo murio en un accidente ..tenia 19 años y murio un uno de enero....

      Eliminar
  2. Hola a todos(as)
    Hace 5 años mi esposo y yo perdimos a nuestra única hija, no fue un suceso inesperado, mi bebé no se desarrolló de acuerdo a lo esperado durante el embarazo. Desde el inicio hubo mucho temor en ambos, la diferencia entre mi esposo y yo es que yo enfrento mis temores y él los evita. Así pues, somos un par de jóvenes padres sobrevivientes a la muerte de nuestra hijita. En este tiempo he escuchado consejos de todo tipo. De personas muy bien intencionadas, amigos y familiares, de psiquiatras y psicólogos. Lo único que me ha permitido afrontar su ausencia es el saber que hoy por hoy, ella está con Dios, viviendo la vida que siempre mereció, corriendo, jugando y más amada que nunca, porque creo que toda persona viene con una misión a este mundo y siento en el fondo de mi corazón que mi hija cumplió fielmente esa misión y no se fue hasta dejarla completada. Yo padecí depresión cuando ella tenía 1 año de vida, caí en el pozo más profundo que pudiera imaginar y en mis peores momentos Dios estaba conmigo y con mi familia. Hay muchas cosas que no entiendo, muchas preguntas sin respuestas, pero más que la duda CREO, y decidí creerle a Dios, creer en sus promesas, de vida eterna, creer que todos y cada uno de nosotros tenemos un propósito en nuestras vidas, creer que ahora me toca una doble responsabilidad ser feliz por mí misma y por mi pequeña quien al igual que yo debe sentirse muy orgullosa por sus padres y por la manera en que hemos recibido su amor y permanecemos juntos sorteando más de una dificultad. Aprendí a dar las gracias cada día, gracias por mi vida, por el tiempo en que Fabiola Cristina nos acompañó, así se llama mi querida hija, y no digo se llamó, SE LLAMA, porque en el corazón de unos padres sobrevivientes su hijo(a) siempre estará presente, dar gracias porque podemos ser apoyo y consuelo para otras familias, gracias porque aprendimos a ser valientes, y nos revelastes cosas que de otra forma jamás hubiésemos conocido, gracias por los amigos y familiares que nos acompañaron, gracias porque ahora valoramos la vida de una forma diferente. Efectivamente AMAR, implica muchas veces renunciar para que esa persona pueda ser feliz. En medio de todo, la paz de Dios que sobrepasa todo entendimiento inundó mi ser, y la depresión jamás volvió a mí.
    Podría escribir horas de horas sobre este tema y muchos más, solo finalizaré diciendo que amo a mi esposo con todas mis fuerzas, y perdono, porque amar y perdonar van de la mano, y le reitero la promesa que le hice en el momento más triste de nuestras vidas de no dejarlo solo, de no abandonarlo y querida hija Dios es testigo que estoy cumpliendo que no ha sido en mis fuerzas, anhelo pronto darte ese hermanito que tanto se viene haciendo esperar, a la vez comprendo que no es en mi tiempo, sino en el tiempo de Dios, y se que aun hay muchas heridas que sanar en nuestros corazones, pero si Dios está con nosotros quien contra nosotros. Un abrazo my afectuoso a todos los padres y madres que han perdido un hijo(a), recuerden que bienaventurados los que sufren porque recibirán consuelo, lean la biblia, no pierdan la fe, seamos agradecidos. Muchas bendiciones,
    Fabiola+Cristian+Vanessa (Fabicrisvan)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por compartir un mensaje tan maravilloso, Vanessa! Saber de tu experiencia, que si bien es triste está orientada hacia la esperanza, basada en la promesa de Cristo es fabuloso y creo que puede ser muy alentador para otros padres/madres en la misma situación, que buscan alguien que los entienda.
      Sólo me permitiré decirte que la mayoría de parejas en el mundo son personas distintas, que se complementan justamente por eso, porque lo que a un integrante le falta lo tiene el otro y viceversa, pero eso que motiva el enamoramiento un día puede también causar muchos conflictos y en momentos difíciles puede propiciar discrepancias y rupturas. Sin embargo veo que tú tienes muy claro que cada persona tiene su manera de responder antes experiencias límite como éstas y comprendes que hay que tener mucha paciencia con la pareja y con uno mismo. El tiempo y la fe hacen milagros.
      Me fascina que sientas a tu hija presente porque es así; que no se la vez no signifique que su vida se haya desvanecido, sólo ha cambiado, ahora está en ti a través de Dios.
      Sí, pues, como dices bien, "AMAR, implica muchas veces renunciar para que esa persona pueda ser feliz", y sólo puedo agregar: "y aprender a continuar".
      Te deseo el mayor de los éxitos en la aventura de esperar un hermanito o hermanita para tu Fabiola, de seguro llegará a su tiempo, cuando ustedes estén verdaderamente listos.
      Un abrazo fuerte para ti y para tu esposo.

      Eliminar
  3. hola.yo perdi a mi hijo hace 9 meses.en un accidente de transito.donde su muerte fue provocada por unos conductores.nunca pude ver ami hijo.por lo violento que fue el accidente.mi hijo tenia 19 años y terminaba su carrera este año.tengo mas niños.pero como se le dice a una madre que deje de sufrir por un hijo.si es imposible.hasta el dia de hoy mi vida es triste.no duermo.no tengo paz.no tengo tranquilidad.solo no pude habrazarlo y decirle cuanto lo amaba.todo los dias para mi son duros mi caracter.cambio.paso encerrada no siento ganas de nada no esfacil seguir a delante.sin el si le he reprochado a DIOS por que lo permitistes por que no hicistes nada.solo puedo decir que es lo mas duro que me hapasado en la vida.y que a raiz de eso mi otro hijo halla caido en drogas por la muerte de su hermano.que mas nada para mi nunca sera lo mismo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lizbetty, siento muchísimo tu pérdida, tu pena... qué terrible es perder a un hijo, en tu caso ya a punto de salir al mundo con toda su juventud a cuestas.
      Entiendo bien tu desesperación y tu dolor, no pudiste hacer nada, ni siquiera sostener su mano y darle un beso o decirle adiós. Debo decirte, sin embargo, que es algo que aflige a muchas madres que pasan lo mismo, de hecho también lo sufrí yo. Tampoco pude hacer nada ni darle un beso ni decirle adiós.
      Entiendo que estás pasando por una etapa de depresión muy natural, pero espero con todo mi corazón que salgas pronto de ella, pues me cuentas que tienes más hijos, y de seguro te necesitan para superar juntos su pena y poder retomar su vida.
      Tal vez esto sea lo más difícil que tengas que afrontar en tu vida, pero deberás hacerlo por tu hijo, por sus hermanos, por ti misma.
      Imagino que si te viera... se apenaría tanto...¿No crees que tu hijo se sentiría mejor de verlos salir airoso de esta dura prueba?
      Si te lo propones, con el amor de todos pueden hacer el esfuerzo para que tu familia vuelva a estar unida y superen este dolor, que por más grande que sea, no puede ser más grande que su amor.
      Trata de hacer un poco de ejercicio físico, que ayuda mucho (produce endorfinas, relaja músculos, mejora la circulación cerebral) y trata de conectarte con los tuyos, averigua cómo lo están superando, trata de conversar con ellos. Piensa que te necesitan hoy más que nunca.

      Eliminar
  4. Hola, hace una semana perdi a mi hijo de 18 años en un accidente de tràfico, comparto con ustedes ese mismo sentimiento de desear despedirlo y decirle cuanto la amaba. Sin embargo a pesar de este corto tiempo puedo testificar que en medio del dolar mi Fe en Dios me ha fortalecido grandemente, las oraciones constantes evitan que me sumergirme todo el dia en el llanto, asi mismo cantar alabanzas a Dios me ha ayudado. Les recuerdo que Dios fortalece a sus hijos en medios de las pruebas y que si Dios lo permitió es porque existe un proposito para nuestra vida. Les animo a buscar a Dios y veran cambios en sus vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te acompaño en tu dolor así como en la fe.
      Es muy cierto, todo tendrá un propósito claro un día.
      Cuídate mucho.

      Eliminar
  5. Real mente la perdida de un hijo es lo mas terrible k me pudo haber pasado x momentos siento k la vida se me escurre entre los dedos kisiera salir corriendo gritar para desahogar este dolor tan terrible es algo inexplicable pero muy dentro de mi dolor dios a tocado tanto mi corazon k lo a llenado de tanta fuerza para seguir a delante tengan fe pidanle a dios k no los suelte de su mano es duro pero ay k aceptar estas pruebas tan grandes k dios nos da de todo corazon les digo dios les ama

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu testimonio de fe y de amor.
      Sé que será importante para otras personas que pasan lo mismo pero tal vez no tienen esa experiencia espiritual.
      Como a ti, a mí el Señor, a través de tanto amor recibido, me salvó.

      Eliminar
  6. HOY UNA COMPAÑERA PASA EL DOLOR MAS TERRIBLE QUE UNA MADRE ENFRENTA,LA MUERTE DE UN HIJO. SOY ENFERMERA DE NIÑOS Y AUN NO ME REPONGO DE MUCHOS NIÑOS QUE DEJARON DE SUFRIR. GRACIAS A CADA UNO DE ELLOS POR BRINDARME SU AMOR,ESPERO HOY BRINDARLE FORTALEZA A MI COMPAÑERA ALEJANDRA PARA ATENUAR DE ALGUN MODO TANTO SUFRIMIENTO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un abrazo fuerte, ¡que debes necesitarlo a menudo!
      Si lees el testimonio de los padres y madres que nos escriben, podrás entender mejor a quienes pasan por esa situación y de ese modo podrás apoyarlos de forma más eficiente, evitando aquellas cosas que parecen "buenas", para quien no lo ha vivido, y resultan insufribles en la realidad.
      En cualquier caso, es maravillosa tu actitud de entrega y solidaridad. Estamos aquí para ayudarte si en algún momento lo necesitas.

      Eliminar
  7. hola, yo perdi a mi hijo hace 2 meses es un dolor muy fuerte que siento,no puedo vivir sin el,mi vida ya no es lo mismo,sin el.era un ñiño especial murio de un paro repiratorio yo era todo para el y el para mi.que vacio me a dejado lo quisiera es estar con el.el dolor que tengo es muy fuerte,a veces lloro a solas que mis hijas no me vean.sufrir,pero siento que ya mi vida no tiene sentido sin el,lo amo tanto me pegue mucho a el.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo tu pena, tu vacío, y lo lamento mucho. Es terrible. Aunque no me dices la edad de tu niño imagino que era muy pequeño, y suele ser más difícil asociar la muerte con una criatura... Tendrás que tener paciencia, este dolor requiere tiempo y mucho amor, como podrás ver en testimonios anteriores.
      Sin embargo me parece que sufres también por pensar que desarrollaste algo más con él que con tus otras hijas, y no creo eso, entiendo que era el pequeño y tus hijas supongo que están más grandes, como que no parecieran necesitarte tanto. Las relaciones con cada hijo son diferentes, pero el amor está ahí para todos, y ten la seguridad de que tus hijas mayores te necesitan y mucho, no lo dudes ni un instante.
      Te sugiero que no te escondas para llorar, pues es necesario y hasta saludable que tu familia sepa cómo va tu proceso interior.
      No mencionas al papá. Si no es parte de tu vida, lo entiendo, pero si vive contigo, es importante que compartan este terrible momento, pues no hacerlo puede generar dificultades en la pareja en un futuro.

      Eliminar
    2. Yo perdi mi princesa de un ano y medio y no puedo superarme hace apenas 13 dias y creo k es mentira, estaba bien derrepente me le dio una taquicardia y ahora solo quiero llorar y queerer tenerla conmigo ayudenme por favor

      Eliminar
    3. Estamos aquí para ayudarte... pero no para cambiar la realidad en la que vives ahora. Cuánto quisiera poder borrar ese dolor tremendo que hay en tu vida pero no puedo hacerlo... lo que sí puedo es decirte que no estás solo, porque tal vez alrededor tuyo nadie haya pasado algo así, pero si miras un poco en este sitio, encontrarás a cientos de padres y madres sufriendo como tú. Tu caso es terrible, como también los de tantos que tienen el corazón roto, justo como tú.
      Sin embargo, también encontrarán a algunos que ya pasaron un poco ese momento (¿cuánto dura? no hay un tiempo, es algo particular a cada persona) pero luego de haber llorado y sufrido sin fin, ya encontraron un poco de paz para su alma, y lograron aprender a ser padres y madres de esos hijos maravillosos.... aunque no puedan verlos ni abrazarlos de nuevo.
      Muchos creemos en la promesa cristina de un reencuentro al final del Tiempo, aunque entiendo que otros tal vez no, pero todos tenemos en común el amor de padres, de madres, y creo yo que sólo se puede superar algo tan terriblemente doloroso cuando dejas de preguntarte "¿por qué a mí?" y tratas de encontrar un nuevo sentido a tu vida, aprendiendo a amar a tu hijo(a) de un modo nuevo, más allá de lo físico.
      Todavía tienes por delante días muy duros, pero espero no te aísles de quienes más te quieren. No me indicas si tienes otros hijos, de ser así, tendrás que pensar en ellos también, así como en tu pareja.
      No te reprimas, llora, grita, deja salir tu pena... pero tampoco te tortures, pues no te ayudas a ti ni permites que tu niña descanse en paz.

      Eliminar
  8. Les comento mi triste realidad, fuy padre de un hermoso hijo, blanco de ojos azules, cabello castaño claro, sano en todo sentido, todos los dias despues de llegar del gimnasio a eso de las 6 pm lo sacaba una hora y media de paseo bien sea cargado o en su coche, yo era quien lo bañaba, le daba de comer cuando algo no le gustaba, estaba pendiente de su medicinas, le gustaba la música y cuando estaba molesto lo contentaba colocando su melodía favorita y baila con el, eso lo calmaba mucho, el jueves 20 de febrero le dio calentura toda la noche pero se le quitaba con lis medicamentos, al dia siguiente viernes 21, mi esposa y yo decidimos llevarlo para la clínica para q lo revisaran por completo, y así fue, lo vio una doctora la cual le receto lo mismo q le habíamos dado la noche anterior ya q se trataba de un " catarro comun", incluso la constancia medica q me facilito por haber faltado ese dia al trabajo era por: acompañar a su hijo a consulta por catarro común, al transcurso de ese dia jugo mucho conmigo, bailo, comio, lo saque de paseo, ya tarde por la niche le volvio a dar calentura pero leve la cual se la trate con el medicamento recetado, el sabado 22 por la mañana no tenia fiebre , bailo conmigo, comio, jugo, ya a eso de las 3 pm lo vi un poco apagado, era puro estar pegado al pecho de su mana, y no queria hacer nada mas, 40 mnts mas tarde vomito 2 veces pero poco y se notaba q estaba mareado, llame a la doctora le comento lo q ocurre y me recomienda un medicamento para pararle lo vómitos, salgo inmediatamente a comprarle la medicina, cuando voy llegando a la farmacia mi esoosa llama y me dice q a vuelto a vomitar, llego lo mas rapido posible y le suministro la medicina y en efecto le paro los vómitos, a eso de las nueve de la noche cuando nos vamos a dormir mu esposa va acostar a nuestro bebe en la cama cuando se despierta muy asustado con su cabezita hacia un lado y los También, es decir, no podia enderezar su cabeza ni los ojos, ambos estaban hacia un lado, yo lo llamaba "chiquito de papi mirame" y el tendia sus brazos para q lo agarrara pero no podía voltear la mirada y eso le daba rabia, lo lleve a urgencias al seguro social y allí nos reclamaron el por q lo habuamos traido tan deshidratado, nos culpaban y miraban mal, me senti destrozado, frustrado, los medicos estaban seguro q era lo q tenía nuestro bebe, lo hidrataron pero en vez de mejorar, empeoró, comenzó a respirar muy rápido sus ojitos se le voltiaron; yo corrí a buscar a la doctora y ellos nos seguian culpando de su estado, le practicaron todos los examenes y adivinen, todo salía normal, llamaron a una ambulancia la cual tardo una hora en llegar para trasladarlo al hospital, en el camino el abrio sus hermosos hojos azules y miraba hacia el techo de la ambulancia, me apretaba el dedo con sus manitos y vi q dijo algo en voz baja luego cerró sus ojos, llegamos al hospital, lis medicos no se explicaban lo q tenía, hasta q le practicaron unas placas en su cabeza y descubrieron q era meningitis, yo frustrado y con muchs rabia preguntaba como era eso posible si no le había dado fiebre alta, ellos me digeron q se trataba de meningitis bacteriana, mi hijo lucho y mucho, pero su corazón no soporto mas y murio a las 5 am del domingo 23, se me fue lo mas grande q la vida me pudo haber dado, me siento vacío, hueco; frustrado, culpable, indignado, triste, sib motivación alguna, la verdad no se q hacer, incluso e pensado hasta con el pecado de quitarme la vida por q no se como seguir sin el, ni me concentro, tengo problemas en mi trabajo, incluso me gustaria irme de este pais y empezar de cero con mi esposa, pero no tengo los recursos para hacerlo y este pais nos tiene prácticamente presos, la verdad es q perder a un hijo es como si te arrancaran el corazón y te sacaran la brujula de tu cuerpo ya q no sabes q direccion tomar, extraño mucho pero mucho a mi hijo al "chiquito de papi" asi le decía por cariño, soy de Venezuela, saludos y gracias por este espacio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué te puedo decir ante tanta desgracia y tanto dolor...
      Sólo te puedo extender mi mano que alguna vez secó en mi rostro lágrimas como las tuyas, de rabia y de coraje y de la pena más profunda e infinita que se pueda sentir...
      Situaciones como la que nos describes, están en el límite de lo impensable o de la negligencia... no se puede saber... pero se dan y la consecuencia es irreversible...
      Lo siento en el alma...
      Espero que tengas paciencia con tu pena... debes "vivirla" por un tiempo que sólo tu corazón decidirá... y luego, poco a poco, podrás iniciar una vida diferente, en la cual sigas amando a tu hijo con toda el alma pero sin que ese amor te ahogue de pena el corazón...
      Que tu amor de padre te guíe... que tu niño verá con alegría que sus papitos amados vayan, en su nombre, volviendo a la vida... en tu ciudad o en otro sitio, eso no hará la diferencia, pues tu corazón irá contigo a donde vayas...
      Recibe un abrazo fuerte y compártelo con tu esposa.

      Eliminar
    2. Hola amigo sin conocerte, me dolió mucho leer tu historia. Y te entiendo. Mi hijito se fue hace casi 2 años. La misms fecha en la que escribiste. Un 4 de mayo de 2013 con la edad de 2 añitos. Solo Dios me ha podido consolar y ayudar. Quiero saber como estan con tu esposa. Un gran abrazo

      Eliminar
    3. chico estoy leyendo lo que te paso y ami me paso exactamente lo mismo mi niño de 1 año y medio murio asi con la diferencia de que yo lo vacune ese dia no le dio nada de fiebre al segundo dia si luego comenzaron los vomitos no paraba de vomitar y fiebre luego llegaron a la conclusion que podia tener meningites cuando le iba a ser los estudios para ver si era eso comenzo con problemas para respirar se complico y murio. tambien se le puso su cabecita de lado rigido se desperaba mucho .. me paso casi igual a ti.. mi niño estaba lleno de vida era muy especial jugueton era super pila ... solo le pido a Dios que me fortaleza para superar esto... no tengo vida ... no soy feliz me hace mucha falta murio el 1 de mayo 2016..

      Eliminar
    4. Qué tristeza... siento enormemente tu pérdida... Entiendo que hay casos muy raros en los que las vacunas tienen complicaciones...
      Ha pasado muy poco tiempo para ti, debes tener mucha paciencia contigo...
      El día llegará en que puedas retomar tu vida aprendiendo a vivir sin verlo, sin tenerlo, pero sin dejar por eso de ser su mamá.
      Recibe un fuerte abrazo.

      Eliminar
  9. hace un mes perdi a mi hijo despues de haber atravezado por una enfermedad, el tenia 22 años,este proceso de la enfermedad fue muy desgarrador al verlo sufrir tanto ahora que esta muerto siento un dolor y un vacio tan grande,he perdido toda esperanza, durante su enfermedad hicimos mucha oracion,pedimos a Dios misericordia,no solamente nosotros sino centenares de personas,ahora me siento confundida respecto a Dios,durante su enfermedad que duro un año, los primeros meses pedimos por su sanidad ,cuando los diagnosticos medicos nos mostraron el abance de su enfermedad s u agonia y sufrimiento parecia interminable suplicamos tuviera piedad de el y no permitiera que sufriera tanto, pero seguia deteriorandose cada vez mas les agradezco me ayuden en estos momentos tan dificiles mi nombre es Lucia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Lucía:
      Siento muchísimo tu pena y todo lo que has vivido antes, tanto tú como tu familia y tu mismo hijo. Quisiera poder tener una respuesta que solucione tu angustia en estos momentos, pero no la tengo. Lo que te puedo compartir es lo que aprendí con mi propia y dolorosa experiencia y con la de muchos padres y madres que como tú, vienen a este espacio y nos permiten conocer cómo han atravesado una situación similar, y de esas experiencias también podemos aprender.
      Recién hace un mes de tu pérdida, es muy temprano, tienes mucho por llorar, tienes por delante días muy duros. Algo que muchas personas hacen es aislarse, yo te recomiendo que no lo hagas,en cambio busca a alguien que te entienda y te pueda acompañar, de modo que no te aísles de quienes más te quieren. Y si tienes que llorar, hazlo. Si sientes que la pena te ahoga, puedes salir a caminar, yo lo hacía muchísimo,hasta que las piernas ya no me daban más, y llegaba a agotada a mi casa sólo para echarme en la cama y dormir. Era una evasión, lo sé, pero me ayudó a pasar las primeras semanas que son muy duras.
      Luego, ten paciencia con los demás y contigo misma. Reinsertarte en la vida tomará tiempo. Ten paciencia , y no te tortures con preguntas sin respuesta. No hay respuestas. Sólo el AMOR.
      Cuando te sientas un poco más clamada, encontrarás que ese amor dentro de ti, libre del dolor, aún te hace madre de ese hijo, y lo hace hijo tuyo donde quiera que esté. Eso jamás cambiará.

      Eliminar
  10. El día 30 de Octubre perdimos a nuestra queridisima hija de 27 años, estaba afectada de anorexia desde los 16 años, internada muchas veces y siempe recaía.
    Ese fatídico día fué con su madre a la consulta del psiquiatra y le dijo que debía ingresar de nuevo, parecía que lo aceptaba tranquilamente, le dijo a su madre que queria llamar a su amiga y que saliera de la consulta ,así lo hizo mi esposa, cosa que aprovechó para subirse a la ventana (era un 6º piso del hospital) y dijo antes de saltar "mamá te quiero y siempre te querré" y saltó al vacío ante la mirada de su madre que no pudo hacer nada.
    Los dos creemos en Dios, somos practicantes y es lo único que no da fuerza para seguir, la echamos muchísimo de menos, cada día rezamos por ella.
    Sabemos que su vida durante la enfermedad ha sido un infierno.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Manuel... no puedo imaginarme tu dolor y el de tu esposa...no es sólo la pérdida sino la forma tan traumática como sucedió. espero estén recibiendo la ayuda psicológica que algo así amerita.
      estoy de acuerdo contigo, la vida de tu hija probablemente era un infierno, uno que no podremos entender.
      Hay quienes tienen una visión de la vida muy diferente al de las personas promedio, y sus penas y dolores son distintos también. Debe ser extremadamente difícil una convivencia armoniosa en esas condiciones.
      Me tomé el atrevimiento de escribir una entrada para quienes sufren esas circunstancias. Está en http://sobreviviendoanuestroshijos.blogspot.com/2014/09/cuando-un-hijo-se-suicida.html, tal vez algo de lo ahí escrito te pueda ser útil a ti o a tu esposa, en su proceso de recuperación.
      Lo único que puedo decirles es que la frase que tu hija le dijo a su madre, me parece totalmente sincera y emanada del fondo mismo de su alma: "te quiero y siempre te querré". Imagino que debe ser tremendamente duro en las circunstancias en que las pronunció, pero más allá, recuerden que fue su elección final, por lo tanto, su deseo más profundo.
      Les queda hacer lo mismo: recordar que la quieren y siempre la querrán.

      Eliminar
  11. gracias por existir y darnos palabra de aliento,mi hijo me lo mataron por una negliencia medica tenia 36 anos hace 3 anos no es facil,el vivia colombia cali era capitan de la policia y yo en miami FL ,madre soltera era mi vida ,me endeude para su carrera,me vine a eeuu para poder pagar las deudas,teniamos planeado ese 2011 me devolvia para colombia sin deudas y unos ahorros viviria cerca de El y compartir con mis nietos,esposa el tiempo que no estube ,pero no se que ? quedo ese vacio jamas de recuperar lo amaba antes de nacer yo decidi de 18 tener un hijo y escogi su padre y familia por esta razon no exigi ayuda,luego me enamore de su padre,nunca vivi con el,pero fue un buen padre en los 10 anos que estube EEUU,me lo decia mi hijo,cai en una deprecion tan fuerte ,cuando me llamaron llegue dicen que una persona con muerte cerebral ya esta muerta pero por gracia deDIOS al decirle llego tu mamita y darle un beso solto una lagrima y me apreto mi mano,lo amo ,,crei estar fuerte pero ya EEUU MI ALMA SE DESGARRO el me llamaba cada 3 dias y no pude mas estube en un psiquiatrico 15 dias creo no era un lugar para sanar,lo internan cuando no queremos vivir,ayuda de medicamentos y psiquiatras pero en medio de tanto dolor este lugar me sirvio para estar leyendo lecturas de ayuda de lo que estaba pasando y estar mas con DIOS no tenia nada que me distraguera,ni telefono ni amigos ni familia solo yo y DIOS CLARO que tenia l rrededor peersonas perdidas de su mente,sali sigo tomando medicamentos han bajado la docis pero le pregunto a DIOS? por que tantas pruebas ya me estaba recuperando de este dolor ,y mi sobrino como un hijo aqui EEUU SE suicido en su cuarto con una pistola tenia 24 de edad yo lo encontre banado en sangre el vivia solo fuy vivo cerca,tenia dia y medio que del trbajo no sabian de EL ,al llegar pedi el favor a la duena que abriera y me encuentro este nino ,no deje que lo vieran me encerre en su habitacion hasta que llego la policia,no se como recuperarme tengo un dolor, llore grite sola en mi carro.pero pasan los dias estoy como anesteciada ,hago las cosas como un automata,en silencio muy cayada tengo fe ,creo en DIOS si no fuera por el ? se que tengo mis nietos y por ellos devo luchar y por yo misma lo se ,pero me siento tan debil sin fuerza un vacio tan grande no me he quebrantado tal vez por mi familia y amistades gracias a todos y a ti por escuchame BENDICIONES

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy difícil decirle algo a una persona que pasa por un drama semejante... siento tu pena profunda y pediré para que poco a poco puedas ir recobrando la paz interior, esa que nos permite seguir adelante, al menos un día a la vez.
      Me parece importante haber recibido ayuda profesional, muchas veces es tremendamente necesaria y útil para superar momentos muy duros. Luego ya puedes ir haciendo el esfuerzo cotidiano por ti misma, pero siempre teniendo en mente que darle vueltas en tu cabeza a la idea de "¿por qué?" ó "¿por qué a mí?", no tienen otro sentido que de hacerte sufrir más aún, si es posible, pues son preguntas sin respuesta.
      El tema de la fe es algo personal, y yo respeto la forma como cada persona vive su relación con Dios, en mi caso yo no creo en un Dios que nos ponga pruebas de ese calibre: jamás. Creo que es un Dios respetuoso de las decisiones que tomamos y del curso que toman los acontecimientos a consecuencia de ello, sin intervenir (en la gran, gran mayoría de casos. Creo en un Dios que sufre con nosotros y que más que nada desea vernos superar nuestras aflicciones y sonreír de nuevo. ¿Y nuestros hijos no serían felices con eso mismo?
      Espero que trates de buscar los recuerdos bonitos, tanto con tu hijo como con ese sobrino, no te aferres a lo más duro y difícil que te ha tocado vivir, sino a los recuerdos positivos que tengas de ellos y con ellos. Ellos merecen eso, quieren vivir en la plenitud del amor de Dios, donde no hay aflicción ni pena, y tú puedes ayudarlos a eso.
      Tu amor de madre es tu fuerza. Úsalo para superar esto y vivir en la confianza de que ese amor fue y será siempre tu unión con ellos, un lazo que jamás se romperá.

      Eliminar
  12. El día 10 de marzo mi bebita de tan solo 5 mesesitos murió yo y mi esposó dormíamos a lado de mi bebita estaba sanita desperté alas 4 am y ella estaba ya muertita tratamos de q despertara y nada bino el doctor y tenia la espalda bien guinda dijo q era eso q llaman lari lari es un monstro del mal o viento q ataca indefensos . No nos dimos cuenta la verdad nos sentimos muy mal no podemos v
    Vivir si mi bebita quisiera morir con mi hija

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que tristeza tu experiencia y tu pérdida, lo siento muchísimo. Realmente es muy duro lo que han pasado tu esposo y tú, pero como podrás ver en este sitio, somo muchos los que hemos sufrido algo como lo que tú estás viviendo, y la meta es salir adelante, transformando el dolor en amor..
      Lo que no entiendo muy bien es lo del Lari Lari, que es una leyenda andina, pero no es un diagnóstico médico de ningún tipo. Me parece importante que sepan qué sucedió con tu hijita para tomar precauciones, ver algún tratamiento, de ser el caso, especialmente si en un futuro vuelven a esperar un bebé.
      Te envío un fuerte abrazo.

      Eliminar
  13. Yo como muchos también perdí a mi hijo de 16 años a manos del hampa y hoy es duro vivir con esto pero tengo que aprender hacerlo porque tengo 2 hijos más que me necesitan a veces veo sus fotos y se me rompe el alma saber que ya no está aquí que nunca más lo voy a poder ver y no se que hacer mi niño ya tiene 2 meses y7días y no se vivir sin el sin su desorden el era muy alegre y lo extrañó mucho ayúdame

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que es difícil, querida, y lo seguirás extrañando por mucho, mucho tiempo, pero lo importante es que aceptes que se trata de un proceso, uno largo y duro, y deberás ser paciente contigo durante el tiempo que te lleve. No será fácil, pero el amor que hay en tu corazón te dará la fuerza necesaria.
      A veces sólo podrás intentar pasar el día, nada más, y será un gran esfuerzo, pero no te angusties. Hazlo así, un día a la vez, que con pasos cortos también se avanza.
      La vida vale la pena, sobre todo si hay otras personas en torno a ti, que esperan con todo su amor que vayas volviendo a ellos. Y también está tu hijo, el del desorden alegre, que sé que desde el cielo verá con una sonrisa que su madre vaya reinsertándose poco a poco en la vida.
      Recibe un fuerte abrazo y todo mi cariño para ti.

      Eliminar
  14. yo perdi a mi hijo de 19, el dia 14 de mayo. de una enfermedad distrofia muscular. me duele mucho no tenerlo conmigo, poderlo abrazar y darle besos como lo hacia antes. estoy muy triste y no se cuanto tiempo me lleve recuperarme de este dolor, a veces pienso que no voy a poder vivir sin el. me ha dejado un vacio muy grande, le digo porque me abandono y me dejo tan solita, Si el sabia que yo para eso vivia para cuidarlo y yo lo queria seguir cuidando por mucho mas tiempo. No le encuentro sentido a la vida sin el. A veces tambien le reclamo a Dios porque se lo llevo tan pronto, Yo esperaba que el viviera un poco mas. el tuvo un paro respiratorio el dia 6 de mayo, y se le paro el corazon, yo trate de darle primeros auxilios y despues llegaron los paramedicos, pero el ya no tenia pulso, ellos lo resucitaron y recobro el pulso pero respiraba con ayuda del ventilador, y lo transportaron al hospital mas cercano. la falta de oxigeno al cerebro la causo dano severo a su cerebro y quedo en estado vegetal, los doctores nos informaron que no habia nada que hacer solo si queriamos que le hicieran la traquea y seguir respirando por medio del ventilador, pero el ya no iba a poder comer necesitaria alimentarse por sonda, ni hablar, ni entender lo que le deciamos. pensamos que para que lo ibamos a tener sufriendo asi, eso no era vida para el. Veo sus fotos y sus cosas y lloro, son muchos recuerdos de el. El siempre estaba sonriendo y tenia buen sentido del humor. lo extrano mucho. mi nombre es Veronica

    ResponderEliminar
  15. yo perdi a mi hijo de 19, de una enfermedad distrofia muscular, el 14 de mayo, vivir sin el me esta costando mucho trabajo, A veces no lo puedo creer que esto haya pasado quisiera tener a mi hijo conmigo para abrazarlo y darle besos como lo hacia antes. me siento muy triste y no tengo ganas de vivir, quisiera irme con el. pero tengo otros dos hijos y mi hija se que me necesita solo tiene 16. quiero llorar hasta que pase esta tristesa que siento, no se cuanto tiempo me lleve para sanar mi corazon,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Verónica... siento tu tristeza, legítima y profunda... pero, corazón de madre al fin, también tu preocupación por tus otros hijos. Quisiera ofrecerte alguna frase que te sirva de consuelo, pero no creo tenerla... sólo la certeza de que tendrás de recorrer tu camino, de pena, rabia y un dolor que a veces te desgarrará, pero, con cada día que pase, aprenderás a vivir con esta nueva realidad, y espero de todo corazón que descubras, como lo hice yo, que no has dejado de ser madre de ese hijo amado, es sólo que no lo ves ni lo abrazas, pero el amor que le diste se fue con é, así como tú guardarás por siempre el que e´l compartió contigo. eso es un lazo que nada puede romper, y si lo piensas con calma y un sentido de esperanza basado en el amor, pueden seguir siendo madre e hijo por siempre, siempre que aprendas a encontrarlo dentro de ti, y dejar de buscarlo fuera. Se dice fácil y no lo es tanto, pero puedes llegar a hacerlo, y en ese momento, tu hijo seguirá vivo, y tú podrás dejar de sobrevivir y volver a vivir. Ese día tu familia te tendrá de vuelta y podrás comenzar a escribir una nueva historia para todos.
      No le reclames a nadie por lo sucedido, menos a Dios, que Él no se lleva a nadie. Es la vida, el curso imparable de la vida, en la que nadie sabe lo que sucederá mañana, aunque creamos que sí.
      Llora cuanto sea necesario, las lágrimas pueden lavar tu herida, pero recuerda que no eres la única con una pérdida. Los demás también sufren y te necesitan para procesar su dolor y salir adelante.

      Eliminar
  16. Hola mi nombre es jacqueline ,hace 11 años perdí a uno de mis hijos estaba próximo a cumplir 12 Anitos,tengo 3 hijos ,siempre tendré 3 hijos,Cristián ya no esta físicamente pero el vive en mi corazón y se q ue me acompaña lo siento,.cuando el se fue,solo quería arrancarme el corazón por tanto dolor y tuve pensamientos suicidas,pero dios no,nos abandona,dios esta con nosotros en los peores momentos le pedía fuerzas y sentía su poder en mi,,perder a mi hijo amado es el tránsito mas amargo de mi vida ,para mi los 3 primeros años fueron desgarradores,pero,poco a poco fui encontrando el consuelo y la paz han,han pasado los años pienso en mi niño cada día y lo amo tanto y lo tengo tan presente que siento que casi lo puedo tocara.amigos que hace poco perdieron un hijo se parece que nunca podremos volver a recuperarnos que nunca volveremos a reír,pero con la ayuda de dios saldrán adelante y también para honrar la vida de nuestros amados hijos,debemos recordarlos,y enviarles nuestro eterno amor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jackeline, gracias de corazón por tu testimonio. Es sumamente importante que experiencias como la tuya lleguen a quienes en este momento están pasando por las primeras etapas de pérdida, que como has descrito tan bien, son extremadamente dolorosas y nos pueden hacer perder la razón por momentos.
      Sé que tu vivencia será de mucha utilidad para otras madres que como tú, con el tiempo y mucha paciencia, podrán un día volver a vivir.
      Gracias, nuevamente, y recibe un abrazo fuerte para compartir con tu familia.

      Eliminar
  17. Que les puedo decir amigos? mi hijo falleció apenas el pasado 17 de Febrero 2016. su muerte repentina me lleno de dolor, de tristeza de frustración por ya no poder verlo, no poder abrazarlo. no poder escuchar su voz y es terrible el dolor al ver sus fotografía y todo sus recuerdos, el tenia casi 23 años y tenia muchas metas y proyectos en el futuro.
    Su partida dejo un vacío indescriptible, lloro por las noches y duermo poco, hace poco soñé con el, el iba caminando por un campo muy hermoso, yo los seguía pero no lo podía alcanzar y en un momento el me espero, yo le gritaba que lo amaba, que no se fuera, que esta y otras vida mi amor de padre siempre lo iba a acompañar y que algún día estaríamos juntos, el se volteo y me miro con su cara llena de cariño, no me dijo nada pero su risa me dejo ver su paz y el amor que siempre nos tuvo. desperté llorando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te equivocas. Él sí te ha hablado.
      Llora de felicidad. Tu hijo está en la Paz y el Amor. Creo que eso debe ser consuelo suficiente para ti... ¿no?

      Eliminar
  18. Yo perdi a mis dos unicos hijos en un accidente estoy tan mal q no le encuentro sentido a la vida siento que mi lugar esta con ellos mi esposo me da mucho apoyo pero no se que hacer estoy desesperada que hago ayundenme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por error se ha borrado la respuesta a este comentario, lo que lamento muchísimo.
      Si deseas una nueva respuesta, por favor, escribe y con gusto me contactaré de inemediato.

      Eliminar
  19. Hace ya 7 años y 6 meses que perdí a mi hijo, con tan solo 4 añitos se fue de nuestras vidas. Debo confesar que es un dolor interminable, que aun no tiene cura. Mi hijo tenía paralisis cerebral y cada día que viviamos juntos para mi fue unico. Buscando por internet una respuesta que obviamente google no me dio, porque nadie me la puede dar. Al preguntarme hasta cuando voy a seguir asi? triste vacia y desesperanzada, encontre este blog. Sólo quiero compartir mi tristeza que se a muchos tantos tambien les pasa. Y compartir mi experiencia de un duelo que continua a pesar del tiempo transcurrido. Y al hecho de que si bien he rehecho mi vida con otro hermoso hijo, aun continuo en pena. Como muerto en vida, como lo describio uno de ustedes.
    Ayuda? tal vez la necesito, pero no se a quien recurrir. Mi flia me ama y no quiero entristecerla. Pero a veces ya no quiero vivir mas, Solo quiero recuperar la alegria de vivir y volver a ser aquella que algun dia fui. Saludos a todos y ojala algun dia tengamos la dicha de recuperarnos de tan terrible dolor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Patricia:
      Lo que compartes es triste, mucho, pero también es real. Muchas personas logran superar la pérdida con mayor rapidez y se incorporan a la vida nuevamente, mientras otras siguen cargando un peso de dolor sobre sus hombros, y ese dolor continúa en su corazón, sin importar el tiempo que pasa...
      te entiendo, y lo que me alegra mucho es que consideres el recibir ayuda, pues dice que estás clara en el hecho de que debes mejorar, pues así es.
      Lo que suele suceder es que cuando una madre vuelve a salir encinta y tiene otro bebé, recupera la alegría y vuelca en su hijo todo el amor que no pudo darle al hijo que perdió. pero no es tu caso.
      Es importante tener claro que no se trata de olvidar o de remplazar a un hijo con otro, nada de eso. Cada uno es único y tiene su espacio propio en tu corazón y en tu vida, pero cuando el milagro de ser madre vuelve a realizarse, te sintonizas de nuevo con las fuerzas vitales que hay dentro de ti y comienzas a hacer las paces con tu pena, a guardarla dentro de tu alma, pero te dedicas más a afrontar el esfuerzo de criar a tu bebé, y ese proceso es bueno, pues te impulsa a la vida que vuelve a correr dentro y fuera de ti.
      Si en tu caso eso no sucede, no sólo estás arrastrando tu pena de forma que no te aporta nada ni te ayuda a vivir, sino que le priva a tu hijo de la madre que merece tener.
      Tu bebé precioso tuvo una mamá que no sólo lo amó como era sino que dedicó su vida a cuidarlo y hacerlo feliz. La vida ha sido generosa contigo y te ha dado una nueva oportunidad, pero ese aferramiento a la pena no te permite disfrutarla a plenitud, ni a tu hija disfrutarte a ti como hizo el mayor.
      Creo que es hora de acudir a un profesional para que te ayude a equilibrar tu espíritu y tu vida, para que puedas dejar de sobrevivir y vuelvas a vivir. Parece difícil pero no lo es, es sólo cuestión de dar el primer paso, y lo demás correrá solo.
      Con gusto te acompañaré en el proceso. Sólo tenme al tanto de tus avances.
      Tus hijos, el que se fue y el que llegó, se lo merecen.
      Un abrazo fuerte.

      Eliminar

Tus comentarios son valiosos para mí y para otras personas. Anímate y comparte con nosotros.